Principales tipos de asesorías legales

Sobre la asesoría legal en los despacho de abogados se puede indicar que esta se define como la información y orientación legal que se les da a las personas que lo requieran al encontrarse en situaciones en las que necesitan ser representadas sobre aspectos legales complejos, que van desde las separaciones, los desahucios, la custodia de un hijo hasta temas legales sobre tramites documentales de inmigración y los que puedan tener relación mercantil o tributaria.

Todo lo indicado anteriormente con el objetivo de ofrecer información o asesoramiento, y entablar una relación entre los abogados y quienes los consultan en sus temas legales para favorecer la resolución de los mismos, sin que se excluya la tramitación o representación legal.

Dentro de las funciones y tareas de los despacho de abogados están la atención personalizada a las personas derivadas de las recomendaciones de otras personas o clientes, que en cuyo caso han tenido una buena experiencia en cuanto a la resolución de sus consultas o problemas de forma favorable.

Los abogados parten del principio de que el boca a boca es la mejor forma de captar para luego fidelizar a quienes acuden a ellos, ya que es garantía del trabajo bien hecho y del saber hacer.

Un abogado no puede solo tener una actitud de despachador, ya que cada caso es diferente y tiene un distinto grado de complejidad, por tanto en el despacho de abogados siempre se trabaja en grupos para discutir los casos y poder gestionarlos de la mejor forma, y en un alto porcentaje de ellos con resoluciones favorables en las que las partes suelen llegar a un acuerdo.

Por otra parte el conocimiento es importante, es por ello que los abogados cuentan con un gran equipo de profesionales cualificados y especializados en áreas especificas para hacer de la relación con el cliente, una relación cómoda pero sobretodo de confianza en la que quien consulta o contrata los servicios de asesoría sienta que todo se resolverá eficazmente y en el menor tiempo posible.